CERTIFICADOS DE CALIDAD

Legalmente, en España, los metales preciosos tienen que estar contrastados por un laboratorio oficial de pruebas que garantice su grado de pureza y que efectivamente es el metal que se dice que es. Así pasa con nuestras piezas:

Contraste de metales preciosos: señal mediante el análisis de un pequeño raspado de la pieza, donde determinan la pureza del metal y clasifican la pieza en la Ley correspondiente. 

Contraste de garantía: señal realizada mediante punzón con el logo de la marca registrada, usado para el contraste.