CONOCE A LA CREADORA

LeHona nació de la curiosidad de explorar y probar algo nuevo, de una necesidad que tenía de responder a una llamada que sentía ahí dentro. Después de muchos años en el mundo financiero y de marketing, decidí salirme del camino marcado, escucharme y arriesgar. Siguiendo mi instinto, dejé esa carrera para seguir mi pasión por el diseño y las joyas. 

LeHona es una expresión tanto de mí como de mis raíces. Reúne aquello en lo que creo: autenticidad, intimidad, feminidad, bienestar, sostenibilidad, artesanía y materiales de la más alta calidad. 

Mis fuentes de inspiración son varias. He crecido y vivido rodeada de mujeres empoderadas, elegantes, sofisticadas, educadas y apasionadas de la vida, (con un gusto exquisito e impecable), que me han inspirado desde niña hasta ahora para imaginar mi propia colección de joyas. La música también ha sido mi inspiración: desde niña no ha parado de sonar en casa y a día de hoy es la gran protagonista en mi proceso creativo. 

La estética de mis piezas está inspirada en mi pasado (mi herencia), presente (mis creencias) y futuro (los valores que quiero transmitir a mis hijos). Española, nacida y criada en Bilbao, aunque de sangre vizcaína y guipuzcoana, varias generaciones de mi familia han fundado negocios alrededor del mar, por lo que crecí junto al él. Lo llevo tan dentro que parte de la colección está basada en el mundo marino. Cuando era niña, miraba las estrellas por la noche y me preguntaba cómo era posible que desde tan lejos hubieran guiado a los marineros durante tantos años.

A medida que crecí, la importancia de tener una “estrella guía”, un propósito en la vida, se volvió cada vez más relevante. Como madre, hija, hermana y amiga, a menudo me encontraba buscando u ofreciendo guía, o ambas a la vez. La idea de la brújula, una herramienta de guía que te apunta en la dirección correcta, seguía volviendo a mí a medida que comencé a tomar más y más decisiones importantes en la vida. Estar presente en el aquí y ahora se convirtió en un ancla a la tierra para mí, y el poder ser yo misma, el verdadero lujo. Ser genuino, honrar lo que se defiende en la vida, lo que se valora y lo que no, es algo en lo que creo profundamente.

Mis piezas son la manifestación de una idea: ser fiel a uno mismo es el mayor lujo de la vida. A través de LeHona, me esfuerzo por crear reliquias que encarnen este lujo. Piezas que serán a la vez valiosas joyas que podrás transmitir de generación en generación, y una muestra de los valores que cada una de nosotras guarda en el corazón. Valores que queremos honrar, transmitir a nuestros hijos o simplemente llevar con nosotras.

¡Bienvenido a nuestro orgullo!